martes, 12 de septiembre de 2017



MEDINA DE RIOSECO FUNDICION, VALLADOLID

Como todo en la vida, todo tiene un por qué. A raíz de mis pequeños artículos sobre las tapas y rejillas que en las aceras de Portugalete podemos observar, me preguntaba un amigo de donde había nacido esta afición.

Y la cuestión nació de una manera simple y caprichosa. Estando hablando con un amigo en la calle, en un momento determinado me fijé que en una rejilla que protegía a un árbol, figuraba el nombre de la empresa y el lugar de fabricación. Fernández M. Rioseco Va. (Medina de Rioseco Valladolid).

Da la casualidad que en Medina de Rioseco, durante la guerra civil hubo un campo de prisioneros republicanos, a los que trasladaban sobre todo los que eran detenido en el frente de Asturias. Y da la casualidad que en ese campo de prisioneros estuvo mi aita Patricio Gutiérrez durante los años 1938/39. Mi aita una vez que las fuerzas golpistas entraron en Portugalete en junio de 1937, como militante que era del partido comunista, se incorporó voluntario al ejército rojo, siendo preso a comienzos del 38 en un lugar determinado asturiano.

Ese fue el principal motivo, luego una cosa lleva a la otra, y me movió el interés en observarlas y ver sus diferencias.

Sentí curiosidad como habiendo numerosas fundiciones en el País Vasco, se pudieran hacer estas fuera de aquí.

Y a su vez, pensaba en los motivos empresariales que conllevan el cierre de la Naval y a las 50 compañías  y 1.800 trabajadores afectados, de Electric Ortuella, de Nicolás Correa con su traslado a Burgos, de Fagor CNA, de los más de 500 trabajadores que en lo que va de año están con Eres de rescisión de contrato,a las deslocalizaciones empresariales, etc.


Todo esto y más me vinieron a la mente las letras Medina de Rioseco Valladolid. Arquetas, presos y trabajo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario