martes, 7 de febrero de 2023

 

PORTUGALETE FONDA “LOS VAPORES” AÑO 1869



Lo siguiente es un documento a través del cual podemos conocer un poco más el funcionamiento de las fondas que a mediados del siglo XIX existían en la Villa de Portugalete, y a su vez  conocer el Portugalete del veraneo de aquella época.

Demanda de menor cuantía promovida en el año 1869 por José de Urquía Olabarrieta, vecino de la villa de Bilbao, dueño de la fonda "los vapores", sita en la de Portugalete, contra José Suñol, comerciante, su convecino, sobre la paga de dos mil trescientos cincuenta y seis reales procedentes de las cuentas habidas. AHFB, JCR2605/004

Sentencia

En la villa de Bilbao a primero de diciembre de 1869 el señor Eduardo Martínez del campo Juez de primera instancia de esta villa y su partido, habiendo visto y examinado este pleito de menor cuantía promovido por a su nombre por D. José de Urquía vecino de esta villa contra D. José Suñol sobre pago de 2.356 reales que se dijo en este procedimiento de cuenta y saldo en liquidación de las que mediaban entre el demandante y demandado.

Resultando: que previo acto de conciliación sin consecuencia D. José Urquía presentó ene l juzgado demanda en la que expresando que D. José Suñol, según cuenta le adelantaba por hospedaje, alimentación y servicios en la fonda de “los Vapores” de la villa de Portugalete la cantidad de 4.416,50 reales, por lo que a su vez le debía por efectos comprados a aquel la de 2.060,49 reales, fundado en que el que se hospeda en fonda y recibe en ella alimentación y servicios no mediando contrato especial debe satisfacer el importe de todo con arreglo a tarifa si la hubiere y en su defecto en la forma que generalmente se pague. Suplico se condene a dicho Suñol al pago de 2.356 reales de diferencia entre las referidas.

Resultando: que emplazado Suñol expresó en vista de la cuenta del demandado que los 150 reales anotados en ella por ocupación de un cuarto por 15 días debía reducirse a 60, por ser solo 6 días los que lo usó. Que los chocolates que en aquella se cargan a 4 reales, debían ser solo a dos según pagan los huéspedes de las fondas, que los 192 y 3.024 reales importe del hospedaje a razón de 24 reales diarios por persona, debía rebajarse por ajustado a 18 reales, que los 130 por 13 días de ocupación del cuarto, no debía satisfacerse por no ser cierto el hecho en que se fundamentan. Que los 240 reales por 20 días de peinado a tres señoritas tampoco eran de abono porque las peinaba la sirvienta con la que se entendía y nada tenía que ver el fondista y, por último, que con tales rebajas solo adeudaba la actor la suma de 805,68 reales, (201 pesetas 42 céntimos) que estaba pronto a abonar, por lo que pretendió que así se declarase absorbiéndole en cuanto a lo demás que la demanda comprendió toda vez que hubo contrato especial.



Resultando: que recibido el pleito aprueba ambas partes únicamente articularon la testifical y examinadas a tenor del interrogatorio por el actor, Antonia Múgica, Clara Garmendia y Dolores Yzan, domésticas y sirvientas suyas, evacuaron como ciertas todas sus preguntas y además D. Benjamín Sánchez expresó que en la fonda de “los vapores” se paga ordinariamente 24 reales por persona y 4 reales la pícara de chocolate, lo cual también dicen  el demandante y su mujer en las posiciones que evacuaron a  instancia de Suñol, negando que existiera contrato previo y expresando que de las seis personas a que se refiere la cuenta tres eran niños.

Resultando: que examinado a instancia del demandado sus dependientes, D. remigio Goyoaga y D. Ramiro Monasterio, asegura el primero que por encargo de aquel vio a Doña Benita Maruri, esposa del demandante a fin de convenir en el precio que habían de satisfacer las seis personas que habían de hospedarse en la fonda y asegura que esta le pidió a razón de 20 reales cada una y él le ofreció 18 y marchó sosteniendo que solo esto pagarían lo que dice ser cierto Monasterio, aún cuando aquel expresa que la Maruri dijo lo pondría en conocimiento de su esposo que se hallaba en Bilbao.

 Resultando: que examinado D. Celso Planzon y su esposa Doña Cipriana Unda, la cual y una hija suya fueron dos de las seis personas a que la cuenta del actor se refiere, dicen que antes de ir a Portugalete, Suñol escribió manifestando que había hecho el ajuste a razón de 18 reales, cuyo importe le cargó en cuenta y la Doña Cipriana que al instalarse en la fonda como le colocaran su cama en un pasadizo oscuro, llamó a la fondista para decirla que aquello no era decente y que la trasladase su cama  a otro paraje, a lo que esta contestó  que no podía complacerla, sino destinándola a otra habitación en cuyo caso sería preciso variar el ajuste hecho con Suñol, por lo que y para evitar trastornos se resignó a que dos señoritas durmieran en una cama y ocupar ella la que quedaba sobrante, añadiendo que mientras permaneció en la fonda no observó que hubiese peinadora para servicio de los huéspedes y que alguna señorita algún día solía rogar a la camarera que le atase el pelo por lo que se la gratificaba.



 Resultando: que hallándose la cuestión cardinal de este pleito reducida a la existencia de un contrato por más que el testimonio de Goyoaga y Monasterio no merezca crédito aisladamente atendida su situación respecto al demandado se halla aquel justificado por las manifestaciones de Planzon y su esposa testigos dignos, de crédito, por lo que de lo contrario no es siquiera presumible que antes de que pudiera surgir esta cuestión Suñol le dijera que el ajuste se había hecho. Porque la esposa de Urquía así vino a confirmarlo al no prestarse a trasladar la cama de Doña Cipriana Unda precisamente por ese ajuste, porque lo más natural es que se hiciera tratándose de personas que habían de vivir como vivieron en familia y reunidas, mucho más tratándose de niños que ordinariamente satisfacen una cantidad menor de la por punto general establecida y por último por que no se comprende que de no mediar ese ajuste que con insistencia se niega por el actor no hubiera otro.

Considerando: que atendida la clase y naturaleza del contrato pudo Doña Benita Maruri obligar a su marido por más que este no lo hubiese toda vez que seguramente a él prestó su asentimiento cuando no se opuso y por lo mismo quedó tenido a su cumplimiento según la ley primera título primero, libro diez de la Novísima Recopilación. Visto lo expuesto por las partes.

Fallo: que debo declarar y declaro que D. José Suñol debe a D. José Urquía la cantidad de 201 pesetas y 42 céntimos y le condeno a su pago ene l término del quinto día y le absuelvo al mismo Suñol en cuanto a los demás extremos que abraza la demanda propuesta por Urquía. Por esta mi sentencia definitivamente juzgando sin hacer especial condenación de costas, lo pronuncio, mando y firmo.

Aurelio Gutiérrez Martín de Vidales

 

domingo, 5 de febrero de 2023

 

GUERRA DE INDEPENDENCIA EN BERA 1808/1813 Y SUS FORTIFICACIONES



Una vez que el ejército compuesto principalmente por españoles, británicos y portugueses derrota a los franceses a mediados de junio de 1813, el duque de Wellington, que estaba al mando de dicho ejército, toma la decisión de entrar y liberar a Navarra del ejército francés.

Parte de este ejército aliado entraría el Bera el 15 de julio de ese mismo año, desalojando a los franceses de sus posiciones en el pueblo y de la ermita Santa Bárbara. Las fuerzas que lo llevaron a cabo fue el regimiento 95, que estaba incluido en la división ligera, y que poco después pasó a llamarse brigada de rifles. A partir de este momento los franceses dominaron los altos fronterizos y los aliados el pueblo y los altos que dominaban el río Bidasoa. (Carlos Santacara, Navarra 1813).

Con la toma del pueblo y salvo los efectos que hubo a consecuencia de la batalla de San Marcial el 31 de agosto, no hay enfrentamientos militares hasta el 7 de octubre en que Wellington da la orden de invadir el territorio francés, llegando a las inmediaciones de Sara el 13 de octubre. A partir de esta fecha se paraliza la ofensiva durante casi  un mes, reiniciándose las operaciones militares a mediados de noviembre, de hecho la batalla de Nivelle sucede el 10 de noviembre. Esta espera estuvo motivada por varias cuestiones, entre otras la toma de la ciudad de Pamplona el 31 de octubre y el mal tiempo. Mencionar que mientras las defensas del camino Real de Alzate y los situados en Ibardin son conquistados en una jornada, los de Larhun a causa de que son defendidas por una batería de cañones franceses, no son conquistadas hasta el día 11 de octubre.



La estancia y ocupación de Bera durante estos meses tuvo un efectos nefasto en la población.” La causa inmediata de la crisis de mortalidad de 1813-1814 reside en los desajustes creados por la instalación de las tropas aliadas en nuestros pueblos y por el hecho mismo de la guerra que impedía el abastecimiento regular de la zona, deficitaria de por si en alimentos. Las tropas de Wellington vivieron entre julio y noviembre de 1813 literalmente sobre el terreno y se apoderaron de la totalidad de las cosechas.” (Pilar Erdozain y Fernando Mikelarena, Evolución demográfica y crisis de mortalidad Cinco Villas). En Bera, durante la ocupación y hasta el mes de diciembre, se contabilizan más de una centena los fallecidos.

De lo sucedido a partir del 7 de octubre, José Muñoz Maldonado en su libro Historia de la guerra de Independencia, nos relata.

“Resuelto el Duque de Ciudad Rodrigo, Lord Wellington, a penetrar en Francia, determinó a travesar el río Bidasoa. Esta operación bien por obstáculos de las aguas como por lo inaccesible de las montañas de la derecha, presentaba dificultades tanto más arduas de vencer, cuanto eran considerables los atrincheramientos y fortificaciones dispuestas por el enemigo para defender el paso.

El 6 de octubre se dieron las disposiciones necesarias y el 7 a las 8 de la mañana, apenas se divisó en las alturas de San Marcial una bandera blanca, signo convencional del ataque, ( para los ingleses un cohete disparado desde un campanario de Fuenterrabía, y para los españoles una bandera blanca enarbolada en San Marcial, o en su defecto tres grandes fogatas) cuando dos divisiones inglesas , a las órdenes de Sir Tomas Graham, emprenden con arrojo el paso del Bidasoa cerca de su desembocadura, y el ejército español de Galicia a las órdenes del intrépido General Freire, lo pasa por el frente de San Marcial en tres columnas.

Al mismo tiempo la división ligera británica al mando del Barón de Alten, y la española a las órdenes del General Longa marchan contra las trincheras de Bera, y el General Girón con el ejército de reserva de Andalucía, envite la montaña de Larun.

Sir Tomas Graham se apodera de las trincheras enemigas de los alrededores de Hendaya, y Freire con los españoles gana la montaña Verde, la altura de Mandela, envolviendo la izquierda del enemigo, tomándole dos cañones.

Las tropas de Girón a pesar de haber intentado dos asaltos contra la ermita de Larhun, no pueden conseguir hacerse dueños de la altura casi inaccesible en que se halla, y el fruto de todos sus reiterados esfuerzos solo le da vivaquear aquel día a la falda de aquella eminencia. Al siguiente lord Wellington, después de reconocer la fuerte posición de la ermita de Larhun, mandó que concentrándose el ejército español de reserva de Andalucía, se dirigiese contra los puntos de la roca de la derecha de la montaña del mismo nombre, que cayeran todos empezando por los altos así como la línea del campamento de Sara que abandonó el enemigo con la posición de la ermita.”

[embedyt]http://www.youtube.com/watch?v=kaJ1QSYYFtk[/embedyt]

Las bajas fueron considerables tanto por parte francesa como por parte española y portuguesa que fueron los que participaron en Bera y sus alrededores, puesto que la mayoría de las trincheras fueron tomadas asalto de bayoneta.

Durante el espacio de tiempo que va de julio hasta octubre, las fuerzas francesas, ante el inminente ataque aliado crean una línea defensiva. Principalmente a través de la construcción y reforzamiento de fuertes, trincheras, y parapetos, fundamentalmente en la línea que va desde el alto conocido como el Calvario hacia Postas, y de ahí hasta la zona de Mandale, en Ibardin y alrededores. La siguiente zona donde se localizan defensas es el monte Larun y alrededores. También existen trincheras de esa época en los puertos de Lizuniaga y Lizaieta.

En algunos casos parte de estas defensas ya existían a consecuencia de la guerra de Convención 1793-1795, siendo por caso el de las fortificaciones denominadas: el reducto de San Benito en Postas, el reducto la Bayoneta en la mojón nº9, y el reducto del Campo de los Emigrantes en la mojón nº16.

Se encuentran trincheras en buen estado en el alto del Calvario y en el paraje denominado Elizburueta. En Postas existió el denominado fuerte de San Benito. Este fue totalmente destruido en octubre de 1813, y en la actualidad no existe resto alguno. En el lugar de su localización hay un mojón que señala la línea divisoria del terreno comunal.


En Ibardin, en el paraje conocido como Mandale o Mandela, mojón nº9, se encuentra en buen estado un reducto o fuerte terrero llamado “la Bayoneta”. De forma de polígono irregular y con un parapeto de una longitud de unos 350 metros, está precedido de un foso de una longitud media de 7 metros y una altura aproximada de entre 1,5 y 2 metros. Este reducto fue bautizado como “La Bayoneta” por la razón del asalto que sufrió a la bayoneta el 24 de julio de 1794. Se cuenta que el general francés Van der Maesen que murió en el puente San Miguel de Bera el 1 de setiembre de 1813 fue enterrado por sus tropas en este lugar, y posteriormente inhumado sus restos en el cementerio de Ascain. Esta defensa protegía las vías de comunicación hacia los pueblos de Biriatu y Urruña.

En terreno de Lapurdi, cercano a la línea divisoria, está el reducto conocido como Ibardin o Comissari, nombre que toma del mismo nombre de la cima en que se encuentra. Su forma es de un pentágono irregular, estando en buena conservación. Las medidas de su perímetro serían de unos 400 metros, con un foso que puede alcanzar en algún punto los tres metros. Dentro del reducto se aprecian los restos de un cuartel de piedra de forma rectangular cuyas medidas son de unos 30 x 11 metros.

En los alrededores de la muga nº16, se encuentra en buen estado el reducto conocido como “los Emigrantes”. Este paraje está siendo en la actualidad limpiado y adecentado. Hoy en día se puede apreciar una calzada y los restos de un fuerte en este lugar. Esto lo están llevando a cabo una asociación francesa de la cual debiéramos tomar ejemplo. Este fuerte protegería el camino hacia Askain. En la revista EKAINA, Nº42, Revue d´Etudes Basques, se encuentra esta descripción del reducto:

“El Campamento de los Emigrantes se menciona en el catastro de Urrugne en 1830, cerca del mojón fronterizo nº16, en el territorio de Bera, a los pies de la colina de Erintsun.

Para algunos autores, este reducto nombrado los Emigrantes, puede ser a raíz de un error, y podría ser conocido como "Commissari, Insola o lbardin".



En diciembre de 1989, un incendio devastó el sector Ibardin por fuerte viento sur. Varias hectáreas ubicadas entre Venta Elzaurdia, cuello Ibardin y Insola estaban completamente quemados.

Entonces se descubrió un área al descubierto, con las mismos características en el momento de la construcción del Campamento Emigrantes de las fortificaciones; se trata de un sistema de defensa que se reunió a vista de los caminantes, con dos plataformas, múltiples fortificaciones de piedra, tierra que, por desgracia para la parte situada España eran arrasadas por las excavadoras a principios de el año 1990.

Descripción campamento. El campamento consistía en varios sectores:

- Campamentos Reducto emigrantes frontal, con vistas a la garganta de Jolimont. Fue descrito por el general Gaudeul en un boletín SSLA Bayona. Fue construido probablemente el primero, como sistema de defensa francesa y se incluyó dentro de los Emigrantes, cuando los españoles invadieron Urrugne en 1793, Guerra de Convención.

- Las dos plataformas ubicadas en España cerca del marcador Nº 16, sobre la que se construyeron cuarteles (50 m de largo x 8 m de ancho).

- Varios puestos de vigilancia o refugios de piedra seca, una de ellas sigue intacta, cerca de la garganta de Olhette; 3 de estos edificios (3 x 2 m ó 3 x 3 m) estaban conectados por un camino pavimentado de piedra (piedra arenisca roja RHUNE) de unos 500 m de largo y 1,40 m de ancho, que permite el paso de armas de fuego en una zona bastante pantanosa en territorio francés.

- Cráter en forma de varios terraplenes de 2 m de diámetro situado en la ladera de la colina; Erritsun cima (422 m), un reducto de 30 m de diámetro todavía era visible en diciembre de 1989. Fue modificada por las excavadoras ya (lado español).

- Un diente de sierra, una zanja de larga vinculación con el Reducto de los Emigrantes, y el pequeño Col ventas por encima de la Ibardin, con vistas al lado valle Saint-Jean-de-Luz. Esta zanja estaba dispositivo protección contra un ataque francés (parte francesa).

- Muros de piedra por encima de barra principal a lo largo del desfiladero Insola o Olhette (parte francesa)

En un mapa esquemático de L. Potente, Ingeniero Geógrafo, ejecutado el 9 de Germinal del Año II de la República, por orden de General en Jefe del Ejército de los Pirineos occidentales, se encuentran rastros del campamento (Bera). Incluye la industria Mandale, Reducto y el campo de la Bayoneta.

El campo fue llamado emigrantes, ya que fue ocupada por tropas de St. Simón Marqués que se unió a España en la Revolución y quien comandó las tropas realistas franceses.

Se han encontrado en la zona cerca del hito fronterizo n°16, una multitud de balas de plomo que evidencian muchas peleas.



En las fortificaciones de piedra, se han encontrado monedas españolas acuñadas en Pamplona bajo Carlos IV y monedas de Luis XVI, esto confirma que los enfrentamientos se produjeron desde la revolución en este campo. Sin embargo, unos años más tarde, huellas de soldados francesas de Napoleón también se han encontrado, pero en proporciones menores.”

A continuación en los alrededores del portillo de Napoleón existía un fuerte del cual solo hay constancia escrita pero de muy difícil localización, este protegería el camino de Napoleón vía Ascain.
Finalmente están los parapetos de piedra de Larun Txiki y el fuerte que se construyó aprovechando la ermita llamada del Espíritu Santo o bien de la Santísima Trinidad que existía en Larun. Por el tratado de Bayona de 1856 se decidió que la línea divisoria mojón nº24, pasase por medio de la ermita.

“Este edificio estaba construido de piedra, y tenía una cerca, abierta solamente hacia la parte de España, sobre un punto de Larun tallado a pico. El muro de un metro y medio de altura y dos y medio de espesor, se extendía hasta 100 metros. Sobre un punto un poco más elevado a la derecha mirando a España se encuentran restos y vestigios de la ermita que fue demolida en 1794 para construir un baluarte durante la guerra de Convención. Con la guerra y la desaparición de la ermita destruida… (Martina Seminario Garralda, Berako Bestak 1980 y 2009). Desde la cima del monte se pueden acceder a los pueblos de Sara, Ascain, Urruña y Bera.

En los alrededores del monte Larun quedan restos de reductos en lugares conocidos como, Zizkuitza, Koralhandia, Mendibidea, la Madalena.


Aurelio Gutiérrez Martín de Vidales

sábado, 4 de febrero de 2023

MAGDALENO IBARRONDO LUZAR

 

MAGDALENO IBARRONDO LUZAR

IM MEMORIAN


En la sesión del pleno municipal de Santurce celebrado el 1 de julio de 1932, entre otras cuestiones se acordó “conceder una pensión vitalicia que ha de abonarse a Martina Lazpita Ibarrondo viuda de Ibarrondo, mientras conserve su estado de viudez y que sea de mil ochocientas veinticinco pesetas anuales”, proceso que se había iniciado en el pleno celebrado el anterior 28 de mayo.

Sin embargo, el 13 de agosto de 1937 el pleno del Ayuntamiento Nacional de Santurce toma la siguiente decisión

“Cesarán de percibir la pensión que disfrutaban los siguientes señores por ser desafectos al régimen: D. Justo Bustamante Causo celador de arbitrios y Doña Martina Lazpita, viuda del velador nocturno Magdaleno Ibarrondo, muerto en circunstancias excepcionales cuando llevaba año y medio de servicios en el pueblo. Dicho señor era socialista y lo mismo su citada esposa, por lo que no procede sostener esta carga que el ayuntamiento rojo separatista echó sobre las arcas municipales sin justificación y con el fin de favorecer a sus adeptos.”



 Decisión que fue ratificada en el pleno celebrado el 3 de mayo de 1940.

“Vista la instancia que formula la vecina Doña Martina Lazpita, viuda de Magdaleno Ibarrondo, reclamando la pensión que la concedió el Ayuntamiento republicano socialista, se acuerda ratificar la resolución del Ayuntamiento Nacional tomada el 13 de agosto de 1937”

Magdaleno Ibarrondo Luzar fue asesinado en el puerto de Santurtzi el 25 de mayo de 1932. Había sido bautizado en Gallarta) el 27 de julio de 1886, y el momento de su muerte vivía junto a su esposa Martina Lazpita Ibarrondo, natural de Berriz y bautizada el 30 de enero de 1884,  y sus hijos Mario y Beatriz en la calle Cabieces, nº1 piso 1º.

Noticia recogida del periódico “El Liberal” publicado el día 26 de mayo de 1932:

La noche del 25 de mayo, aproximadamente a las once y media se registró en el muelle de Santurce un sangriento suceso que ha costado la vida al activo y celoso cabo de la guardia municipal D. Magdaleno Ibarrondo Luza de cuarenta y seis años, casado y natural de Gallarta.



He aquí la forma en que se desarrollaron los hechos y sus antecedentes según referencias de origen autorizado.

El jefe de la guardia municipal de Portugalete Sr. Allende avisó ayer tarde por teléfono a su colega de Santurce que tenía noticia de que por la noche se iba a pegar pasquines en esta localidad relacionados con la votación del Estatuto vasconavarro. El jefe de Santurce D. Blas Ciarreta comunicó a su vez con el alcalde D. Anacleto de Unzueta quien se manifestó que tales carteles estaban autorizados, pero encargándole tuviese cuidado de no permitir que fuesen colocados en cualquier lugar, y sobre todo que no se agregaran inscripciones de ninguna clase a mano o pintura.

Cumpliendo las instrucciones de la autoridad superior Los Señores Ciarreta e Ibarrondo salieron anoche hacia las once a efectuar una requisa. Llegados al muelle, junto a la casa de ventas advirtieron la presencia de dos sujetos al pie de una de las escalerillas situadas en la parte exterior de dicho muelle, junto a la cual aparecía amarrada una lancha gasolina. Extrañados los Señores Ciarreta e Ibarrondo de dichos individuos en aquel lugar y a tal hora, y por la actitud sospechosa en que se hallaban pues aparentaban examinar atentamente la embarcación, decidieron espiarles y a cuyo fin se apostaron convenientemente.



 Trascurridos algunos minutos los desconocidos-uno de los cuales portaba un pequeño paquete- abandonaron la escalerilla y emprendieron la marcha hacia la salida el muelle. En pos de ellos fueron el jefe y el cabo de la Guardia municipal, quienes, cuando ya se hallaban a pocos pasos de aquellos les llamaron la atención para que se detuvieran, a cuya invitación no hicieron caso.

¡Eh, que es a ustedes!, les gritó Sr Ciarreta.

En aquel momento uno de los perseguidos se volvió rápidamente empuñando en su mano derecha una pistola con la que disparó un tiro sobre el cabo Ibarrondo que alcanzado por el proyectil cayó a tierra. El Sr Ciarreta dijo al agresor. “Ya te he conocido” y a su vez echo mano de su pistola reglamentaria para repeler la agresión. El criminal entonces apuntó sobre él y le disparó dos tiros que por fortuna no hicieron blanco. Acto seguido los dos sujetos emprendieron precipitada fuga por el relleno en dirección a Portugalete seguidos del Sr. Ciarreta que disparó sobre ellos hasta agotar el cargador sin lograr alcanzarles.



El Sr. Ciarreta volvió entonces sobre sus pasos para acudir en socorro de su compañero. Para entonces ya habían acudido algunos vecinos y marineros de los barcos pesqueros a quienes había alarmado el ruido de las detonaciones. Entre todos recogieron el cuerpo exánime del Sr. Ibarrondo donde el médico D. Bruno Alegría procedió a reconocerle y certificar su defunción. La bala certera habíale atravesado el corazón ocasionándole la muerte instantánea.

Particularmente me resulta extraño que Blas Ciarreta el Jefe de los Municipales de Santurce, en lugar de socorrer a su compañero, se dedicara sin ningún resultado a perseguir a quien él relata que fueron los atacantes.

Aurelio Gutiérrez Martín de Vidales

 


jueves, 2 de febrero de 2023

 

TOROS EN PORTUGALETE 31 AGOSTO 1856



Si en una entrada anterior recogía la crónica de la corrida de toros celebrada en la plaza de Portugalete el 24 de agosto de 1856, en esta ocasión corresponde a la celebrada en el mismo lugar, pero el domingo siguiente 31 de agosto. En esta ocasión corresponde a  la publicada en el “Irurac Bat” el 4 de setiembre de 1856.

Hay que mencionar que ambas corridas ya habían sido anunciadas en su publicación del 8 de agosto anterior: “La villa de Portugalete va a celebrar dos famosas novilladas en el mes de agosto, para lo cual están hacinando ya en uno de los extremos de su hermosa plaza los materiales para la construcción de los tendidos”

Reseña del 4 de setiembre: "En la novillada celebrada en Portugalete el domingo 31 hubo muchos lances grotescos, más que en la anterior. El público si bien se rió no salió más complacido, porque el programa se cumplió en todas sus partes.



No puede decirse que estuvo mala considerada como novillada de Portugalete, a pesar de que la elección del ganado fue fatal, pues a excepción de uno o dos toros, los restantes que se han lidiado habían sido capeados anteriormente. Esta es una falta imperdonable que deben procurar evitar tanto los empresarios como los ganaderos, los unos mirando sus intereses y los otros teniendo en cuenta la honra de su ganadería. Y especialmente cuando se sabe que el público con que se cuenta es de Bilbao en su mayor parte, público acostumbrado a buenos toros y bastante práctico para conocer sus cualidades, y que sabe perdonar lo inevitable pero que se disgusta mucho cuando se le presenta un ganado mediano.

Presidida por el señor alcalde, dio principio la novillada a las cuatro y con bastante concurrencia.

Salió Granadero, negro, bien puesto, pobre de carnes, tomó cuatro varas y le puso Chaviri dos pares con mucha gracia. Benito Abasolo, Vinagre le dio dos buenas, aunque algo bajas, pero para rematarle tuvo un descabello.

Un buen hombre que bajó a la plaza con objeto de recoger la divisa fue cogido y lanzado al aire por el toro, el público le creyó muerto, pero afortunadamente se equivocó, aunque le tomó por el vientre no le causó menor la herida, sin embargo, asustó mucho a las señoras. Estos abusos deben corregirse, nosotros siendo autoridad castigaríamos severamente a esos hombres que sin ninguna inteligencia bajan al redondel a buscar totalmente la muerte.



Milano, se llamaba el segundo, navarro, toro muy bonito, aunque muy pequeño, dio mucho juego, embestía desordenadamente, pero los picadores conociendo su poca fuerza le recibieron a regatón las varias veces que arremetió a los caballos. Soto le dio con mucha limpieza el salto de la garrocha, le capearon con bastante maestría Vinagre y Rechina, y después de cinco pares que le pusieron Jorge y el alpargatero lo despachó Vinagre de una magnífica estocada.

Es lástima que este matador no tenga mejor escuela, en cuyo caso aprovechando algunas cualidades excelentes que tiene, sino llegaría a ser una notabilidad podría pasar por un espada muy regular.

Del tercer toro muerto a chispa eléctrica o bomba, solo se nos ocurre decir que es una variedad en las novilladas más para ahuyentar al público que para atraerle y que debe desecharse por repugnante.



El cuarto toro embolado divirtió mucho especialmente el alpargatero que rejoneó no sabemos si con más gracia que frescura, es una variedad que gustará siempre en un toro nada más así es que el quinto fastidió. Es una broma muy pesada ver a los hombres magullados por el toro para prolongarla. La novillada de este día hubiera sido muy regular si el último toro en lugar de las bolas y el rejón se lidia de punta, porque fue el mejor de los toros castellanos. Además, el público no busca las parodias, en las corridas asiste a ellas porque se complace ver como el valor y destreza del hombre buscan la bravura de la fiera. Lo demás nadie puede asistir con gusto a una función donde se pone frente de un toro embolado un picador con su estoque que toma por primera vez en la mano y le da un pinchazo en cambio de un golpe que recibe. Así es que Antonio con la templanza que le caracteriza dio una porción de tajos al toro, pero recibió otras tantas embestidas, y por lo más que el toro estuviera embolado le aconsejamos no repita la fiesta porque muchas veces un golpe produce consecuencias más funestas que una buena cornada.

Lo mismo decimos a Chaviri, lidió, pero abandonó el rejoncillo, pues a pocos golpes que reciba en el pecho como el que sufrió en este día le pueden echar al otro barrio, y si está destinado a morir en el redondel que sea con honra.



Por malas que sean las novilladas de Portugalete el público de Bilbao siempre asistirá con gusto porque el espectáculo que ofrece la ría hasta después de la función basta para dar un día de placer.

El Ibaizabal además de la mucha lumbre que llevaba, tuvo aliento para arrastrar seis remolques, tres lanchas y tres botes.

Parece ser que los empresarios de la plaza de Portugalete tratan de disponer otra función.

Parece que el espada y empresario de las novilladas de Portugalete, han sido citados ante la autoridad con motivo de reclamaciones muy formales que le han sido hechos por algunos interesados, los cuales temerosos de ser envueltos en las pérdidas que aquel y sus socios han experimentado, no quieren exponerse a sufrir quebrantos en sus intereses".

Aurelio Gutiérrez Martín de Vidales.

miércoles, 1 de febrero de 2023

 

PORTUGALETE NAUFRAGIO NOVIEMBRE 1770



El de 3 noviembre de 1770, al anochecer, y cuando regresaban en una lancha de Bilbao a Portugalete fallecieron ahogadas en un naufragio en la ría junto al Castillo del Cuervo y Campo Grande las siguientes mujeres, algunas de cuyos cuerpos aparecieron días después. Imposible encontrar en otros registros más datos de las personas fallecidas, desconozco la razón por las que estas siete mujeres estaban en la mar. Pudieran ser sardineras, sirgueras, trabajadoras...

Sea como fuera este es el único caso reconocido de un naufragio en el "Abra" cuyas víctimas sean exclusivamente mujeres.

Datos recogidos del Registro del libro de difuntos de Portugalete 1680/1791, AHEB-BEHA

Simona de Ontañon Llave, nacida en Plencia y de 40 años, viuda de Manuel del Valle Murrieta, matrimonio celebrado en Portugalete el 3/01/1752. Deja tres hijos todos nacidos en Portugalete: José Francisco,25/09/1752, María Andresa, 01/12/1756 y Manuela Josefa, 21/04/1760 . 

María Urioste Sustacha, soltera y bautizada en Portugalete el 21 de julio de 1743. Era hija de Santiago de Urioste Cabieces y María de Sustacha Sierra.

María Escarzaga Sauto, natural de Gordezuela y bautizada el 14 de mayo de 1738. Hija de Juan de Escarzaga (Escarza) y de Concepción Sauto (Santos), casada en Portugalete el 16 de diciembre de 1760 con Pedro Barrenola Suárez. Sus hijos fueron bautizados en Portugalete: María Ignacia, 11/11/1761, Pedro Ramón, 24/02/1765, María Micaela y Juana, 11/07/1767 y Matea Gregoria, 29/11/1769.



Agustina del Valle Murrieta, soltera, natural de Santurce. Hija de Pedro del Valle y de María Murrieta. Su cuerpo presente apareció días después.

Josefa de Sarria Urralburu, soltera, bautizada en Bilbao el 27 de noviembre de 1747. Era hija de Juan Antonio Sarria Elorriaga y María Urralburu Zulueta,

Ana Joaquina de Villar Sarria, bautizada en Portugalete, el 22 de julio de 1750. Era hija de Juan Crisóstomo de Villar Peña y María Antonia Sarria Manzanal. 

Francisca Gómez Palacio, bautizada el 15/04/1750. Hija de Francisco Antonio Gómez Alonso y de Josefa de Palacio Sarachaga, vecinos de Portugalete. Era esposa legítima de Andrés Ortiz Urtiaga, matrimonio celebrado en Portugalete el 12 de agosto de 1768. Deja una hija bautizada en Portugalete el 07/02/1770 de nombre Francisca Antonia Ortiz Gómez.

Del libro “Insula Maris 1041-1881 de Goio Bañales”, recojo lo siguiente publicado en su página 647.  Año 1770. Reparo en el Solar. “Mediante la escala principal de la Ribera contigua a las murallas del Solar de esta villa se halla en mala disposición para poderse embarcar y desembarcar las jentes que transitan por mar hacia Bilbao y parte del vascuence y que no pueden por ella desembarcar los efectos que traen los vezinos para sus casas y tiendas, acordaron dar y dieron ampliar las facultades a don Juan de la Llosa para que a costa de los propios y rentas de esta dicha villa la componga y repare a satisfacción”( AHMP DECRETOS Y AUTOS. 5-2).

Aurelio Gutiérrez Martín de Vidales

 


martes, 31 de enero de 2023

 

LOS NAVARRILLOS DE SONCILLO



Poco podía imaginar el día que publiqué la anécdota de mi bisabuelo Patricio del Moral Santa María con las gaviotas, que gracias a ese fenómeno con nombre de “red social” aquella iba a traspasar el océano y desde Veracruz-México un pariente mío lejano, Alejandro del Moral Mejías, me haría llegar un relato que me ayuda a desentrañar uno de los misterios familiares que gracias a él han visto la luz.

Me cuenta Alejandro, que su bisabuelo también de nombre Alejandro, dejó escritas sus vivencias de juventud, donde relata que en el año 1886, abandonó su pueblo natal de  Soncillo y su profesión de mecánico, cuando fue llamado a quintas rumbo a Cuba donde permaneció hasta el año 1898, y que ese año terminada la guerra y convaleciente partió de la Isa de la Habana tomando rumbo a México, donde hizo familia y fortuna.

En ese viaje a la guerra fue acompañado por su hermano Patricio que entonces vivía en Santurce-Vizcaya, pero que fue solicitado desde Burgos a que se presentara en su pueblo natal de Soncillo donde era tallado. En ese pueblo de Santurce se quedaría su hermano menor Lorenzo que años después esposaría con Francisca Larena Urioste, entonces Patricio estaba casado con María Nieves Santa Cruz Picó.



Cuenta que su antepasado Alejandro en una escaramuza en San José de las Lajas, cerca de la central azucarera de nombre Portugalete, fue herido de gravedad en julio de 1896, permaneciendo su hermano Patricio a pie de cama a lo largo de su convalecencia.  En ese estado, y mientras veían morir a cientos de compatriotas a causa del vómito negro, Patricio tuvo tiempo de contarle un millón de anécdotas de su vida en tierras vizcaínas, pero comentaba que la que más le impresionó fue la historia  de " "Salustiana" una gaviota casi domesticada , y de cómo siendo de Soncillo, cuando llegó Patricio  al barrio marinero llamado Mamariga a preguntas de donde venía contestó, de Peralta. Y a partir de entonces sería conocido como Patricio “ el navarro” y sus descendientes “los navarrillos” y por ello cuando en Veracruz  hizo fortuna al igual que aquellos ostentosos hacendados, mandó hacer un escudo de armas en recuerdo y agradecimiento a su hermano Patricio que para entonces había retornado a España.

Y ese es el escudo que figura en la entrada y en el salón de la hacienda donde vivimos sus descendientes. Agradecido por fin conozco donde estuvo mi bisabuelo en esos 12 años de vacío documental. 

Resumido el mensaje,  lo que me queda es agradecer a mi pariente Alejandro la parte que me ha hecho llegar de nuetra familia común de Soncillo. En mi caso, "Navarrillo de Soncillo"

Aurelio Gutiérrez Martín de Vidales.

 


domingo, 29 de enero de 2023

 

PRIMERAS REGATAS EN LA RÍA 31 AGOSTO 1865



En el portal web de la ARC – Asociación de Remo del Cantábrico me encuentro con la siguiente noticia sobre la historia y palmarés del remo del pueblo de Ondarroa

Año 1865. La primera bandera de regatas que se conserva en el País Vasco se halla en Ondárroa. Es clara su inscripción: REGATA DE BILBAO CELEBRADA EL 31 DE AGOSTO DE 1865. UNICO PREMIO DE HONOR. Esta bandera se conserva, en muy buen estado, por cierto, en la Cofradía de Pescadores de Ondárroa.

Regata que no estuvo exenta de cierta polémica, tal y como lo relata la crónica publicada en el periódico “La España” el 5 de setiembre de 1865”:



“En las regatas celebradas esta mañana en Portugalete ante sus MM.SS. han ganado los dos primeros premios las lanchas de Ondarroa, pero todo el público que asistía a este bellísimo espectáculo ha visto la lancha número 2 que salió con la de Lequeitio número 8 tropezar con esta, perdiendo en este percance de minuto a minuto y medio, saliendo por último la lequeitiana con 30 segundos menos que la primera ondarresa.

Sin este percance la victoria hubiera correspondido a Lequeitio, su comisionado propuso al de Ondarroa, una regata de ambas tripulaciones para hoy mismo, mañana o pasado mañana, ante el mismo público que ha presenciado el regateo y hasta aprovechar el viaje de SS.MM. a Santurce y jugándose la cantidad que gustaran. Apuesta que fue desatendida por el comisionado ondarrés”

La celebración de estas regatas en la Ría fue uno más de los actos que en el País Vasco se realizaron para conmemorar el aniversario del Convenio o Abrazo de Vergara (31 de agosto de 1839), y que en esta ocasión contó con la presencia de SS.MM. Reseñar que, en julio de 1861, en este caso en Santander hubo presencia de Isabel II en la competición de remo que se celebró en honor a su presencia.

En el periódico “El Pabellón Nacional, el 1 de setiembre de 1865” y en AHFB; AJ 02241/001,  fueron publicadas las condiciones y reglas para participar en dichas regatas. “Para participar en dichas regatas son admitidas todas las embarcaciones de los puertos del litoral cantábrico o de otro cualquiera comprendidas en las clases siguientes:



                                                
Lanchas traineras de 40 a 45 pies de quilla, montadas por 10 a 12 hombres.

Lanchas de 30 a 35 pies de quilla, montadas por 10 a 12 hombres.

Botes de 20 a 25 pies de quilla, montadas por 5 hombres.

Estas lanchas y botes se habrán presentado a las nueve de la mañana del día 31 de agosto frente a la villa de Portugalete y de la casa conocida con el nombre de Consulado, sita en la playa de Guecho, para empezar la estropada entre las once a doce de la mañana del mismo día.

La distancia que han de recorrer estas embarcaciones es la comprendida desde una valiza colocada en el medio de la ría frente a la casa del Consulado hasta otra colocada cerca del puente de Luchana, y su regreso hasta la que servirá de término situada frente al pabellón en que se coloquen SS.MM. y AA. En las inmediaciones de la casa del Consulado. Las lanchas seguirán indispensablemente la banda derecha al subir la ría y la izquierda al bajarla dando la vuelta por detrás de la valiza de Luchana para evitar choques y embarazos en la carrera.


Los premios que se ofrecen a las embarcaciones que recorran en menos tiempo la distancia expresada consistente en:

Un premio primero de 4.000 reales, y un premio segundo de 1.500 reales, reales a la trainera de 40ª 45 pies

Un premio primero de 3.000 reales, y un segundo premio de 1.000 reales, a la lancha de 30 a 35 pies.

Un premio primero de 1.500 reales y un segundo 800 reales al bote.

Dos premios terceros de 500reales a las traineras y otros dos premios terceros de 500 reales a las lanchas de 12 remos.

Se nombrará un jurado compuesto d personas imparciales y peritas al que se sujetarán los patronos y tripulantes de las embarcaciones que quieran tomar parte en la lid”.

https://www.kurik.eus/wp-content/uploads/2019/02/20-ESTROPADAK.pdf

Aurelio Gutiérrez Martín de Vidales