miércoles, 8 de febrero de 2017




         GUERRA DE INDEPENDENCIA EN BERA 1808-1813,Y                                        SUS FORTIFICACIONES


Una vez que el ejército  compuesto principalmente  por españoles, británicos y portugueses derrota a los franceses a mediados de junio de 1813, el duque de Wellington, que estaba al mando de dicho ejército, toma la decisión  de entrar y liberar a Navarra del ejército francés.

Parte de este ejército aliado entraría el Bera el 15 de julio de ese mismo año, desalojando a los franceses de sus posiciones en el pueblo y de la ermita Santa Bárbara. Las fuerzas que lo llevaron a cabo fue el regimiento 95, que estaba incluido en la división ligera, y que poco después pasó a llamarse brigada de rifles. A partir de este momento los franceses dominaron los altos fronterizos y los aliados el pueblo y los altos que dominaban el río Bidasoa. (Carlos Santacara, Navarra 1813)

Con la toma del pueblo y salvo los efectos que hubo a consecuencia de la batalla de San Marcial el 31 de agosto, no hay enfrentamientos militares hasta el 7 de octubre en que Wellington da la orden de invadir el territorio francés, llegando a las inmediaciones de Sara el 13 de octubre. A partir de esta fecha se paraliza la ofensiva durante casi durante un mes, reiniciándose las operaciones militares a mediados de noviembre, de hecho la batalla de Nivelle sucede el 10 de noviembre. Esta espera estuvo motivada por varias cuestiones,  entre otras la toma de la ciudad de Pamplona el 31 de octubre y el mal tiempo. Mencionar que mientras las defensas del camino Real de Alzate y los situados en Ibardin son conquistados en una jornada, los de Larhun a  causa de que son defendidas por una batería de cañones franceses, no son conquistadas hasta el día 11 de octubre.

La estancia y ocupación de Bera durante estos meses tuvo un efectos nefasto en la población.” La causa inmediata de la crisis de mortalidad de 1813-1814 reside en los desajustes creados por la instalación de las tropas aliadas en nuestros pueblos y por el hecho mismo de la guerra que impedía el abastecimiento regular de la zona, deficitaria de por si en alimentos. Las tropas de Wellington vivieron entre julio y noviembre de 1813 literalmente sobre el terreno y se apoderaron de la totalidad de las cosechas.” (Pilar Erdozain y Fernando Mikelarena, Evolución demográfica y crisis de mortalidad Cinco Villas). En Bera, durante  la ocupación y hasta el mes de diciembre, se contabilizan  más de una centena los fallecidos.

De lo sucedido a partir del 7 de octubre,  José Muñoz Maldonado en su libro  Historia de la guerra de Independencia, nos relata.

“Resuelto el Duque de Ciudad Rodrigo, Lord Wellington, a penetrar en Francia, determinó a travesar el río Bidasoa. Esta operación  bien por obstáculos de las aguas como por lo inaccesible de las montañas de la derecha, presentaba dificultades tanto más arduas de vencer, cuanto eran considerables los atrincheramientos y fortificaciones dispuestas por el enemigo para defender el paso.

 El 6 de octubre se dieron las disposiciones necesarias y el 7 a las 8 de la mañana, apenas se divisó en las alturas de San Marcial una bandera blanca, signo convencional del ataque, ( para los ingleses un cohete disparado desde un campanario de Fuenterrabía, y para los españoles una bandera blanca enarbolada en San Marcial, o en su defecto tres grandes fogatas) cuando dos divisiones inglesas , a las órdenes de Sir Tomas Graham, emprenden con arrojo el paso del Bidasoa cerca de su desembocadura, y el ejército español de Galicia a las órdenes del intrépido General Freire, lo pasa por el frente de San Marcial en tres columnas.

Al mismo tiempo la división ligera británica al mando del Barón de Alten, y la española a las órdenes del General Longa marchan contra las trincheras de Bera, y el General Girón con el ejército de reserva de Andalucía,  envite la montaña de Larun.

Sir Tomas Graham se apodera de las trincheras enemigas de los alrededores de Hendaya, y Freire con los españoles gana la montaña Verde, la altura de Mandela, envolviendo la izquierda del enemigo, tomándole dos cañones.

Las tropas de Girón a pesar de haber intentado dos asaltos contra la ermita de Larhun, no pueden conseguir hacerse dueños de la altura casi inaccesible en que se halla, y el fruto de todos sus reiterados esfuerzos solo le da vivaquear aquel día a la falda de aquella eminencia. Al siguiente lord Wellington, después de reconocer la fuerte posición de la ermita de Larhun, mandó que concentrándose el ejército español de reserva de Andalucía, se dirigiese contra los puntos de la roca de la derecha de la montaña del mismo nombre, que cayeran todos empezando por los altos así como la línea del campamento de Sara que abandonó el enemigo con la posición de la ermita.”

Las bajas fueron considerables tanto por parte francesa como por parte española y portuguesa que fueron los que participaron en Bera y sus alrededores, puesto que la mayoría de las trincheras fueron tomadas asalto de bayoneta.

Durante  el espacio de tiempo que va de julio hasta octubre, las fuerzas francesas, ante el inminente ataque aliado crean una línea defensiva. Principalmente a través de la construcción y reforzamiento de fuertes, trincheras, y parapetos, fundamentalmente en la línea que va desde el alto conocido como el Calvario hacia Postas, y de ahí hasta la zona de Mandale, en Ibardin y alrededores. La siguiente zona donde se localizan defensas es el monte Larun y alrededores. También existen trincheras de esa época en los puertos de Lizuniaga y Lizaieta.

 En algunos casos parte de estas defensas ya existían a consecuencia de la guerra de Convención 1793-1795, siendo por caso el  de las fortificaciones denominadas: el reducto de San Benito en Postas, el reducto la Bayoneta en la mojón nº9, y el reducto del Campo de los Emigrantes en la mojón nº16.

 Se encuentran trincheras en buen estado en el alto del Calvario y en el paraje denominado Elizburueta. En Postas existió el denominado fuerte de San Benito. Este fue totalmente destruido en octubre de 1813, y en la actualidad no existe resto alguno. En el lugar de su localización hay un mojón que señala la línea divisoria del terreno comunal.

En Ibardin, en el paraje conocido como Mandale o Mandela, mojón nº9, se encuentra en buen estado un reducto o fuerte terrero llamado “la Bayoneta”.  De forma de polígono irregular  y con un parapeto de  una longitud de  unos 350 metros, está precedido de un foso de una longitud media de 7 metros y una altura aproximada de  entre 1,5 y 2 metros. Este reducto  fue bautizado como  “La Bayoneta” por la razón  del asalto que sufrió  a la bayoneta el 24 de julio de 1794.  Se cuenta que el general francés Van der Maesen que murió en el puente San Miguel de Bera el 1 de setiembre de 1813 fue enterrado por sus tropas en este lugar, y posteriormente inhumado sus restos en el cementerio de Ascain. Esta defensa protegía las vías de comunicación hacia los pueblos de Biriatu y Urruña.

En terreno de Lapurdi, cercano a la línea divisoria, está el reducto conocido como Ibardin o Comissari, nombre que toma del mismo nombre de la cima en que se encuentra. Su forma es de un pentágono  irregular, estando en buena conservación. Las medidas de su perímetro serían de unos 400 metros, con un foso que puede alcanzar en algún punto los tres metros. Dentro del reducto se aprecian los restos de un cuartel de piedra de forma rectangular cuyas medidas son de unos 30 x 11 metros.    
En los alrededores de la muga nº16, se encuentra en buen estado el reducto conocido como “los Emigrantes”. Este paraje está siendo en la actualidad limpiado y adecentado. Hoy en día se puede apreciar una calzada  y los restos de  un fuerte en este lugar. Esto lo están llevando a cabo una asociación francesa de la cual debiéramos tomar ejemplo. Este fuerte protegería el camino hacia Askain.  En la revista EKAINA, Nº42, Revue d´Etudes Basques, se encuentra esta descripción del reducto:
 
“El Campamento de los Emigrantes se menciona en el catastro de Urrugne en 1830, cerca del mojón fronterizo nº16, en el territorio de Bera, a los pies de la colina de Erintsun.
 
Para algunos autores, este reducto nombrado los Emigrantes, puede ser a raíz de un error, y podría ser conocido como "Commissari, Insola o lbardin".
 
En diciembre de 1989, un incendio devastó el sector Ibardin por fuerte viento sur. Varias hectáreas ubicadas entre Venta Elzaurdia, cuello Ibardin y Insola  estaban completamente quemados.
 
Entonces se descubrió un área al descubierto, con las mismos características en el momento de la construcción del Campamento Emigrantes de las fortificaciones; se trata de un sistema de defensa que se reunió a vista de los caminantes, con dos plataformas, múltiples fortificaciones de piedra, tierra que, por desgracia para la parte situada España eran arrasadas por las excavadoras a principios de el año 1990.
 
Descripción campamento. El campamento consistía en varios sectores:
- Campamentos Reducto emigrantes frontal, con vistas a la garganta de Jolimont. Fue descrito por el general Gaudeul en un boletín SSLA Bayona. Fue construido probablemente el primero, como sistema de defensa francesa y se incluyó dentro de los Emigrantes, cuando los españoles invadieron Urrugne  en 1793, Guerra de Convención.
 
- Las dos plataformas ubicadas en España cerca del marcador Nº 16, sobre la que se construyeron cuarteles (50 m de largo x 8 m de ancho).
 
- Varios puestos de vigilancia o refugios de piedra seca, una de ellas sigue intacta, cerca de la garganta de Olhette; 3 de estos edificios (3 x 2 m ó 3 x 3 m) estaban conectados por un camino pavimentado de piedra (piedra arenisca roja RHUNE) de unos 500 m de largo y 1,40 m de ancho, que permite el paso de armas de fuego en una zona bastante pantanosa en territorio francés.
 
- Cráter en forma de varios terraplenes de 2 m de diámetro situado en la ladera de la colina; Erritsun cima (422 m), un reducto de 30 m de diámetro todavía era visible en diciembre de 1989. Fue modificada por las excavadoras ya (lado español).
 
- Un diente de sierra, una zanja de larga vinculación con el Reducto de los Emigrantes, y el pequeño Col ventas por encima de la Ibardin, con vistas al lado valle Saint-Jean-de-Luz. Esta zanja estaba dispositivo protección contra un ataque francés (parte francesa).
 
- Muros de piedra  por encima de barra principal a lo largo del desfiladero Insola o Olhette (parte francesa)
 
En un mapa esquemático de L. Potente, Ingeniero Geógrafo, ejecutado el 9 de Germinal del Año II de la República, por orden de General en Jefe del Ejército de los Pirineos occidentales, se encuentran rastros del campamento (Bera). Incluye la industria Mandale, Reducto y el campo de la Bayoneta.
 
El campo fue llamado emigrantes, ya que fue ocupada por tropas de St. Simón Marqués que se unió a España en la Revolución y quien comandó las tropas realistas franceses.
 
Se han  encontrado en la zona cerca del hito fronterizo n°16, una multitud de balas de plomo que evidencian muchas peleas.
 
En las fortificaciones de piedra,  se han encontrado  monedas españolas acuñadas en Pamplona bajo Carlos IV y  monedas de Luis XVI, esto confirma que los enfrentamientos se produjeron desde la revolución en este campo. Sin embargo, unos años más tarde, huellas de soldados francesas de Napoleón también se han encontrado, pero en proporciones menores.”
A continuación en los alrededores del portillo de Napoleón existía un fuerte del cual solo hay constancia escrita pero de muy difícil localización, este protegería el camino de Napoleón vía Ascain.

Finalmente están los parapetos de piedra de Larun Txiki y el fuerte que se construyó aprovechando la ermita llamada del Espíritu Santo o bien de la Santísima Trinidad que existía en Larun. Por el tratado de Bayona de 1856 se decidió que la línea divisoria mojón nº24, pasase por medio de la ermita.

Este edificio estaba construido de piedra, y tenía una cerca, abierta solamente hacia la parte de España, sobre un punto de Larun tallado a pico. El muro de un metro y medio de altura y dos y medio de espesor, se extendía hasta 100 metros. Sobre un punto un poco más elevado a la derecha mirando a España se encuentran restos y vestigios de la ermita que fue demolida en 1794 para construir un baluarte durante la guerra de Convención. Con la guerra y la desaparición de la ermita destruida… (Martina Seminario Garralda, Berako Bestak 1980 y 2009). Desde la cima del monte se pueden acceder a los pueblos de Sara, Ascain, Urrugne y Bera.

En los alrededores del monte Larun quedan restos de reductos en lugares conocidos como, Zizkuitza, Koralhandia, Mendibidea, la Madalena.


Aurelio Gutiérrez

No hay comentarios:

Publicar un comentario