Datos personales

lunes, 14 de noviembre de 2022

 

AGUAS POTABLES EN PORTUGALETE AÑO 1883

El 26 de marzo de 1883, bajo la presidencia de Don Fernando Carranza, se reúne la Junta Municipal de Portugalete con el objeto entre otros de acordar los planos, presupuesto y condiciones facultativas y económicas presentadas por el arquitecto Don Casto Zavala para la traída de aguas potables para el consumo, de las que tanto carece la villa en gran parte del año, y las que existen son de malísimas condiciones higiénicas. El importe del presupuesto ascendía a 422.410,27 pesetas.

Para llevar a cabo dicha obra, la Diputación Provincial de Vizcaya elabora un expediente en cuya Memoria destaca:



La próspera Villa de Portugalete enclavada en la margen izquierda del Nervión en la confluencia del Abra de Bilbao va a llevar una de las primeras necesidades que reclaman la salubridad e higiene.

Es notoria hace muchos años la escasez de sus aguas potables que apenas llegan a cinco litros por día y habitante sobre la circunstancia de las pésimas propiedades fisio-químicas de su composición.

Este estado, se hace cada día más sensible no solo por el aumento natural y extraordinario de esta población, sino también por la laudable tendencia general a mejorar las condiciones materiales y proporcionar todas las comodidades compatibles con los respectivos elementos de vida y progreso.



Grande es el sacrificio que hoy se impone la Villa de Portugalete con el proyecto de abastecimiento de aguas potables, cuando estas tienen que conducirse desde una distancia de veinte y tres y más kilómetros y toda vez que a mayor proximidad no se encuentran manantiales que satisfagan de un modo conveniente necesario, pero es mucho mayor el beneficio que en cambio reporta la realización de este pensamiento.

Hace tiempo que los vecinos de Portugalete vienen llamando la atención de sus Autoridades sobre la necesidad de aguas potables. No es de este lugar la historia de las vicisitudes porque las que ha pasado este proyecto, basta consignar que ha llegado el momento de emprender tan importante como deseable obra, en la que se emplearán muy justamente los recursos necesarios, con lo cual las dignas autoridades cumpliendo su misión de hacer hacedoras al precio de los pueblos que les han encomendado la gestión administrativa de sus intereses.



Demostrada la necesidad de abastecer de aguas a Portugalete, era preciso reconocer los manantiales que se encuentran en sus alrededores, y practicadas las investigaciones y operaciones del aforo aguas, ha resultado que ningún manantial reúne tan ventajosas condiciones como la de la Cueva de la Magdalena (Galdames) que cuenta constantemente con más de ocho litros por segundo.

Estas aguas aparte del análisis cualitativo y cuantitativo que el ayuntamiento de Portugalete ha practicado ya, reúnen todos los caracteres exteriores y necesarios para que sean potables, se mantienen siempre claras, bastante frescas en verano, cuecen bien las legumbres, disuelven el jabón y son de sabor agradable.

A pesar de las condiciones ventajosas que reúnen dichas aguas sea la cantidad o calidad hubiera sido un problema casi imposible su utilización para Portugalete por la larga, costosa y difícil conducción a no haberse prestado incondicionalmente la Compañía del Ferrocarril de Galdames dignamente representada por el actual Director, facilitando la vía férrea citada para que a cualquiera de sus márgenes se pueda emplazarse la tubería en toda aquella parte que sea conveniente por todos los conceptos. No solo se ha limitado el referido Director en bien entendible prestación a esto que se acaba de consignar, sino también a la conducción gratuita y ordenada repartición de la tubería y demás adherentes de la obra, valiéndose de la locomoción ordinaria de sus trenes, hallándose además en el mejor sentido para cooperar en todos los imprevistos que en su origen no ocurren en los proyectos.


Como generalmente se observan en todos los manantiales sucede también al de la Cueva de la Magdalena ( Galdames), que unas veces tiene mayor cantidad de aguas que otras, y para los efectos que pudiera surtir en el expediente de traída de aguas debe consignarse que habiendo duplicado el numero de vecinos de Portugalete en el transcurso de los ocho años que median desde 1872 al 80 y continuando esta progresión en mayor proporción, se ha fijado en 17.200 habitantes a cincuenta litros por día para los cálculos de diámetros y resistencia de los tubos y presupuesto consiguiente, siendo por lo tanto diez litros por segundo…( AHFB, R-00163/017)

Aurelio Gutiérrez Martín de Vidales

 

2 comentarios: