martes, 19 de diciembre de 2017

Ezequiel García Rodrigo- Sisebuto Santidrián Santidrián


Ezequiel García Rodrigo- Sisebuto Santidrián Santidrián

Ezequiel García Rodrigo y Sisebuto Santidrián Santidrián, tuvieron los dos la coincidencia de ser asesinados el día del patrón del pueblo donde vivían.

Ezequiel, en la madrugada del 3 de agosto de 1936, festividad de San Esteban, patrón de la Villa de Bera- Vera de Bidasoa, y Sisebuto, el 16 de agosto de 1936, festividad de San Roque patrón de Portugalete. Dos pueblos en los que he compartido y comparto mi vida.

Los dos a manos violentas de milicianos, Ezequiel de requetés, Sisebuto republicanas.

Ezequiel García, vecino del pueblo y sin afiliación política, era padre del carabinero Jesús García  destinado en el cuartel de Bera. Fue asesinado cerca del cementerio local a la edad aproximada de 70 años. El tres de agosto,  era el día señalado para abandonar el pueblo todas las familias que tuvieran alguna relación con las personas, en su mayoría carabineros, que habían abandonado Bera por no apoyar y sí combatir el golpe militar fascista. Antes estas familias habían sufrido desagravios por parte de algunos de sus convecinos, después el saqueo de las que fueron sus viviendas.

Anteriormente su hijo Jesús acompañado con más compañeros carabineros habían abandonado el 20 de julio la localidad con dirección Irún, y así poder defender con las armas el gobierno legítimo republicano.

Su cuerpo nunca apareció. Consta en el registro civil su fallecimiento, pero no así en el libro de difuntos, ni hay constancia de su entierro en el cementerio. Quizás fuese enterrado en la parte civil del cementerio, o en una fosa común, alimentando con su cuerpo, fosa que  con el tiempo diera cabida a  un centenar de cuerpos más. Muchos como él todavía sin identificar.

Sisebuto Santidrián Santidrián, de 60 años de edad, sargento retirado de la guardia civil, miembro de Renovación Española y jefe de Orden Público de Portugalete, desde que fuera nombrado por el Gobernador Militar Sr. Ortiz de Zarate y el Gobernador Civil Sr. Velarde, en agradecimiento a su postura en la revolución de octubre de 1934.

Sisebuto, una vez fracasado la intentona militar en el Norte, se refugió en Murga, pueblo de  Alava, donde aparecer su presencia, fue denunciada al Frente Popular de Portugalete, por el maestro del pueblo. Detenido el 13 de agosto de 1936, y llevado a Portugalete, hubo intentos de ser trasladado a Bilbao por las milicias, lo cual fue impedido por los locales. Siendo finalmente asesinado en la madrugada del 16 de agosto.


 En un primer momento fue enterrado en el cementerio local, y posteriormente sus restos fueron llevados a la Cripta de los Mártires en el cementerio de Derio. A demás su nombre figura en el mausoleo colocado en el cementerio municipal erigido en recuerdo de los caídos por España.

Dos muertos, la misma guerra. Pero sin el mismo Reconocimiento, Memoria y Reparación. Ezequiel, perdura en la memoria de sus familiares, sin poder tener un lugar, donde el recuerdo se convierta en presente. Sisebuto, glorificado por la Iglesia y el catolicismo, que fueron los grandes triunfadores de la Patria.

Ezequiel, Verdad, Memoria, Reconocimiento, Justicia y Reparación.


 Aurelio Gutierrez Martín

No hay comentarios:

Publicar un comentario